fomo

Cómo escapar del FOMO en los meses con más planes del año

El verano es la mejor época para dedicarle tiempo a las cosas que no puedes hacer el resto del año, para probar, para irte de vacaciones, para descansar… Tantas cosas que, con frecuencia, también se convierte en una época en la que la presión por no quedarse al margen de ningún plan nos hace reproducir el agobio del resto del año. Los angloparlantes llevan años hablando del FOMO, el fear of missing out o miedo a perderte las cosas que suceden a tu alrededor.

Ese pánico es el que nos lleva a decir siempre que sí cuando nos proponen hacer algo aunque no nos apetezca, o nos llena las agendas sin dejarnos un minuto libre. «Es el miedo a estar eligiendo mal. Te estás tomando un café en una terraza con tus amigos, desbloqueas el móvil, ves que alguien está de viaje y piensas “¿qué hago tomando un café? Tendría que estar de viaje”. Lo curioso es que luego, cuando el que está de viaje eres tú, ves cómo toman café tus amigos y preferirías estar con ellos», explica  José Ramón Ubieto, psicólogo clínico y profesor de la UOC.

El verano que ya está llamando a la puerta es quizá el momento del año donde más se acumula esa sensación. Pronto –si es que no han empezado ya– nuestras redes se convertirán en un escaparate de viajes de ensueño, de festivales, de vacaciones idílicas. Al otro lado de la pantalla, usuarios que aún siguen en la oficina o que este año de precios disparados tendrán que quedarse en la ciudad. O que, simplemente, quieren aprovechar esta época para descansar y no hacer nada. ¿Cómo hacerlo sin sentirse culpable de todas las cosas que puedes estar perdiéndote?

Según explica Laura Casas, periodista especializada en comunicación online y redes sociales, lo mejor es aprovechar para escuchar la radio, leer, meditar, hacer deporte… y, sobre todo, desconectar de las redes sociales durante las vacaciones. «Existen aplicaciones que podemos descargar y que nos avisan si hemos superado el límite de tiempo que nos hemos establecido para pasar en redes sociales, e incluso pueden bloquearnos el acceso», explica. Y añade: «Por supuesto, una opción más fácil es desinstalarlas de nuestro dispositivo durante los días de descanso. De este modo, podremos seguir tomando fotografías o vídeos cuando queramos, pero no los publicaremos hasta que volvamos a instalar la app».

Juanjo Villalba te cuenta una breve historia del FOMO y trucos para combatirlo en este reportaje en Yorokobu.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Igluu, con su consentimiento, tratará sus datos para enviarle la newsletter. Para el envío se utiliza MailChimp, ubicado fuera de la UE pero acogido en US EU Privacy Shield. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o limitación, entre otros, según indicamos en nuestra Política de privacidad.