metaverso

El medio ambiente, factor clave en la construcción del metaverso

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Una nueva era de internet está ante nosotros. Combina el espíritu descentralizado de la Web1 con la funcionalidad avanzada de la moderna Web2: Web3, considerada como una de las capas imprescindibles sobre la que se sustenta el metaverso, está cuestionando muchos de los modelos de negocio digitales que conocemos hoy en día. Los incentivos son más atractivos para los desarrolladores, creadores y emprendedores al funcionar bajo algoritmos de consenso que no son más que una novedosa forma de incentivar con tokens a los diferentes participantes de la red. Sin embargo, a pesar de estar en una época de mucha innovación, la tecnología de la cadena de bloques también se enfrenta a desafíos importantes en términos de conciencia ecológica.

Si revisamos el documento original sobre bitcóin, uno de los objetivos del proyecto era facilitar un medio de pago ajeno a un tercero de confianza como las instituciones financieras que, potencialmente, podría tener control sobre quién y cuándo envía el dinero. La propuesta de algoritmo de consenso de bitcóin evita el control centralizado, proponiendo a quienes quieran construir la cadena resolver un problema matemático con la capacidad de cómputo de sus equipos.

De esta manera, incluso si una parte de la red no quisiera añadir una operación, no podría hacerlo indefinidamente, garantizando la inserción de transacciones. Proof of work busca el consenso con un dispositivo ajeno a la red —un ordenador, un servidor, una tarjeta, una granja de minería, etc.— que realiza esas operaciones matemáticas. El efecto es que conforme más gente va participando en la red, el problema matemático se soluciona con más rapidez. La propia red, entonces, ajusta la dificultad del problema cada 2016 bloques para que, aproximadamente, estos se minen cada diez minutos. Así, el uso de infraestructura física de minado puede ser utilizada para la adquisición de criptomonedas desde cero y sin necesidad de pasar por una plataforma de un tercero. Incluso asumiendo el coste de minado en términos de inversión en hardware y electricidad, puede ser un medio para hacerse con criptomonedas.

La necesidad de computación intensiva es el principal motivo por el que las criptomonedas basadas en proof of stake como bitcóin son, con diferencia, las peores valoradas en el índice ESG, los criterios ambientales de sostenibilidad y gobernanza. Una alternativa que parece que está siendo la más extendida dentro de la industria es el proof of stake, cuya probabilidad de encontrar un bloque y de recibir el premio correspondiente es directamente proporcional a la cantidad de monedas acumuladas. Esto conlleva que los stakeholders del proyecto tengan más probabilidades de llevarse el premio.

Ahora nos encontramos en un momento en el que estamos asentando las bases tecnológicas del metaverso y eso significa que tendremos que tener en cuenta muchas variables como usabilidad, performance o seguridad y, sin ninguna duda, el impacto en el medio ambiente.


Yaiza Rubio es Chief Metaverse Officer de Telefónica.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Igluu, con su consentimiento, tratará sus datos para enviarle la newsletter. Para el envío se utiliza MailChimp, ubicado fuera de la UE pero acogido en US EU Privacy Shield. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o limitación, entre otros, según indicamos en nuestra Política de privacidad.