librerías con encanto en España

Viaje de norte a sur por siete librerías con encanto de España

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

La lectura es uno de los placeres veraniegos por excelencia. Y un buen ejemplar parece que sabe mejor cuando lo compras después de hojearlo, tocarlo y leer in situ una sinopsis interesante en una de esas librerías con encanto que te invitan a perderte entre sus estanterías. Estas son algunas de las mejores opciones para hacerlo.


Leer y viajar son dos de las recomendaciones que suelen hacerse en los artículos de cosas que hacer durante las vacaciones. En esta época es cuando vemos, en esos destinos, que los libros en papel siguen sobreviviendo a las pantallas y a sus parientes electrónicos y las páginas nos acompañan en la playa, en la montaña o en casa cuando las responsabilidades nos dan un respiro y tenemos tiempo para leer.

La competitividad de un mercado cada vez más agresivo ha hecho que las librerías tengan que reinventarse para poder ofrecer un valor diferencial que no aportan las grandes plataformas que venden inmediatez. ¿Cómo vencer a la rapidez de envío, a la comodidad de recibir un libro sin moverse del sofá y en unas horas, casi a la velocidad que la compra del supermercado?

Existen diferentes estrategias para conseguirlo, pero hay dos puntos clave. El primero tiene que ver con el espacio, porque un sitio agradable y acogedor, en el que reconforte estar, va a atraer a más lectores y compradores. El segundo es un trato personalizado y cercano además de, por supuesto, un buen catálogo de ejemplares. ¿Quién prefiere la recomendación de un algoritmo a la de un librero tras una pequeña charla?

En España, por fortuna, gozamos de un montón de librerías con encanto, espacios y profesionales que cumplen ambos requisitos. Y estas son algunos de ellas.

Berbiriana

Comenzamos este paseo en Galicia, concretamente en A Coruña. La primera de las librerías que visitaremos tiene en su cartel un «libros y grolos» –libros y sorbos– porque además de poder pasearse entre sus estanterías uno puede tomarse allí un café, una cerveza o un pincho de tortilla. Con las ventanas grandes y altas, el local tiene en el centro un espacio vacío de libros y ocupado por unas mesitas que hacen las veces de bar o de asientos para presentaciones de libros y eventos.

El nombre, Berbiriana, tiene que ver con el mar que baña la ciudad, porque así se llamaban antes las playas coruñesas de Orzán y Matadero. A unos pasos de la iglesia centenaria de Santiago y casi frente al océano se puede disfrutar de este espacio para los libros y el coloquio sobre literatura.

Anglada

Cerca de las montañas que dividen España con Francia, en un pueblo capital de su comarca, se encuentra la librería más antigua de las que aparecen en este artículo. En Vic, junto a los picos y parques naturales barceloneses, está la librería Anglada, en pie en la Plaza Mayor de la localidad desde 1870.

Fotos: @angladallibreriavic

Su fachada con esas columnas de madera, ese marco que recubre el nombre de este santuario para la lectura, invita a pasar y refrescarse entre los volúmenes. El edificio, del que se podría decir que es histórico, tuvo una reforma por parte del Ayuntamiento la localidad en 2012 y se restauró teniendo ahora más espacio, pero conservando parte de la decoración original y los elementos ornamentales.

La otra

En nuestra ruta hacia el sur, paramos en una ciudad que no puede entenderse sin literatura. Valladolid es una ciudad que nos ha regalado a uno de los mejores de las letras castellanas: Miguel Delibes. En esta tierra fértil para las palabras, en la calle Juan Mambrilla, entre la Catedral y la Parroquia de Santa María Magdalena, se alza el ocre y rojo de la fachada de La otra. En la puerta unas mesitas blancas invitan a tomarse un té y un trozo de tarta antes o después de haber elegido la próxima lectura.

El interior, también de madera, lo que resulta en algo acogedor, está forrado de libros y del verde de las plantas que decoran la estancia. Una barra a la derecha no deja indiferente mientras se ojean los libros o se disfruta de una presentación, un taller o un grupo de lectura.

Fotos: @laotralibreriacafe

Si queremos alargar esta parada, los verdaderos amantes de estos establecimientos tienen una visita obligatoria en Urueña, una pequeña localidad a apenas cincuenta kilómetros. Catalogada como Villa del Libro, sus calles acogen decenas de establecimientos artesanales, especialmente centrados en ejemplares antiguos, raros, viejos o descatalogados. Todo el pueblo y todas sus tiendecitas son librerías con encanto.

Ícaro

En ruta hacia Madrid, tampoco podemos olvidar otro lugar turístico castellano, esta vez en Segovia: La Granja de San Ildefonso. A pocos pasos del Palacio de Carlos III están los paneles decorados con el sol y la luna de la librería Ícaro.

Entre sus pasillos estrechos y atestados de páginas se puede tomar un café, ver la presentación de un disco o actividades que cumplen con el principal objetivo de este espacio: divulgar el placer por la lectura. Con un programa cultural compacto que incluye lecturas dramatizadas, proyecciones, charlas, coloquios, actuaciones, cuentacuentos, encuentros de escritores y recitales, entre otros, entrar en Ícaro es siempre sorprenderse.

Fotos: @libreriaicaro

Alcaná Libros

Llegamos a Madrid donde las librerías con encanto se encuentran sobreviven a las grandes superficies. La Méndez, la Mistral o Tipos Infames destacan por ser espacios casi de fantasía para un lector romántico. No obstante, queremos destacar la labor de un pequeño negocio de barrio: Alcaná Libros.

Ubicada en el distrito de Tetuán, entre los barrios de Valdeacederas y Berruguete, a la sombra de las cuatro torres, la pequeña tienda está especializada en obras de segunda mano y libros antiguos. Entre sus estantes no abundan las novedades, pero sí muchos clásicos que se pueden adquirir por tan solo unos euros.

librerías con encanto alcaná
Fotos: @libreriaalcana

Además de eso, sus libreros se las ingenian para armar exposiciones de autores como Emilia Pardo Bazán o concursos de microrrelato. La furgoneta de Alcaná recorre la geografía española buscando rara avis y ediciones especiales que hagan las delicias de los lectores más sibaritas.

La puerta de Tannhäuser

Nos vamos hacia Extremadura. En la localidad de Plasencia, entre su imponente catedral y su Parque de los Pinos, se esconde un lugar que acoge libros que no pueden encontrarse en la mayoría de sitios.

La puerta de Tannhaüser, que toma su nombre de la ópera de Wagner y que también tiene una tienda abierta en la ciudad de Cáceres, está especializada en vender obras de editoriales independientes y alternativas que no tienen cabida dentro de las grandes cadenas. El techo está abovedado y hecho en ladrillo, sujeto por unas columnas y paredes blancas como la cal, esto y su suelo de baldosas invitan a pasar un buen rato allí ojeando libros no tan fáciles de encontrar en cualquier librería.

librerías con encanto la puerta de tannhauser
Fotos: @librerialapuertadetannhauser

Si no puedes ir a visitarla físicamente, sus redes sociales también son un oasis cultural en medio del algoritmo. Su perfil de Instagram no solo expone las novedades y eventos del negocio, sino que también es una suerte de blog, de espacio para hablar de lecturas y encontrarse con amantes de los libros.

La inusual

Hoy nuestro recorrido acaba en la siempre imprescindible Granada. Cerca de la Plaza de la Libertad está la librería Inusual. En agosto de 2020, en plena desescalada tras el confinamiento debido a la Covid-19, abrió sus puertas. Si hablamos de lugares acogedores, este lleva ese adjetivo por bandera.

librerías con encanto la inusual granada
Fotos: @libreriainusual

Como sus colegas de La puerta de Tannhäuser, son muy conscientes de la importancia de las redes sociales y en su perfil se encuentran recomendaciones, novedades, citas de grandes autores y por supuesto información sobre eventos y presentaciones.

Las paredes son de ladrillo ocre y los libros están colocados en estantes con dulzura. Las lucecitas que rondan las esquinas del espacio y algunos de sus sillones, hacen de este lugar una magnífica opción pasar una tarde calurosa tras visitar la ciudad nazarí.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Igluu, con su consentimiento, tratará sus datos para enviarle la newsletter. Para el envío se utiliza MailChimp, ubicado fuera de la UE pero acogido en US EU Privacy Shield. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o limitación, entre otros, según indicamos en nuestra Política de privacidad.