platos sorpresa circular

Volver al barro: historia de unos platos circulares

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Antes de que la fiebre por lo japonés y lo minimalista llenase nuestras cocinas de vajillas cuadradas y trozos de pizarra negra, si pensabas en unos platos, nadie dudaba cuál era su forma: redonda. La circularidad que poníamos en nuestra mesa es, metafóricamente, la que hoy leemos por todas partes que necesita el sistema en pos de la sostenibilidad, para dar una nueva vida a todo lo que usamos y reducir a cero los residuos. Y es el principio que ha seguido la artista valenciana Ana iIlueca para, con sus obras, llevar el aprovechamiento a su máxima expresión.

Como ella misma explica, todo lo que entra en su taller es susceptible de convertirse en cerámica, y con Sorpresa circular lo demuestra. Se trata de una colección de platos creados a partir del fango que produce al lavar sus pinceles y herramientas de trabajo, sumado al resto de greses y porcelanas que ha utilizado en el taller, esmaltes, residuos de pigmentos y otros elementos que va guardando durante meses para crear barro.

Debido a la variedad de elementos que conforman esta «basura cerámica», ni siquiera ella conoce el aspecto y color final de las piezas. «Es realmente excitante abrir el horno y ver el resultado. Toda una sorpresa», reconoce la artista. Eso sí, insiste, pese a estar fabricados con residuos, ninguno de los platos contiene materiales nocivos para la salud ni dañinos con el entorno. Sí que atesoran, como ella, todo el alma de las tradiciones y culturas mediterráneas – como también muestra, por ejemplo, en su proyecto ADN Cerámico, con el que reivindica la cerámica de la comunidad valenciana y que ha formado parte del  World Design Capital Valencia 2022–. 

Puedes ver más fotos de la colección Sorpresa circular de Ana Illueca en este post escrito por Ximena Arnau para Yorokobu.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Igluu, con su consentimiento, tratará sus datos para enviarle la newsletter. Para el envío se utiliza MailChimp, ubicado fuera de la UE pero acogido en US EU Privacy Shield. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o limitación, entre otros, según indicamos en nuestra Política de privacidad.