Make creativity (great) green again

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Encontrar la forma original de vender un producto para que la gente lo escoja frente a otro. Esa es la misión de todos aquellos que se dedican a la publicidad. Bueno, era: ahora también puede ser una valiosa herramienta de concienciación en sostenibilidad. Creatives for the Future agrupa a casi 400 profesionales de la comunicación publicitaria que quieren poner la emergencia climática en el centro del debate con su arma más valiosa: las ideas creativas.


A pesar de que septiembre de 2019 parece un momento muy lejano, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que ha sucedido desde entonces, es posible que recuerdes que por aquel entonces Greta Thunberg estaba en todas partes. Es el momento del famoso «How dare you?» que la joven activista de la lucha contra la crisis climática lanzó a los líderes mundiales que se daban palmaditas en la espalda durante la Cumbre de la ONU sobre la Acción Climática de Nueva York, a la que ella había llegado en barco de vela desde Europa.

El 27 de septiembre de ese año se había convocado la Huelga Global por el Clima, y los miembros de la sede barcelonesa de la agencia de publicidad Firma decidieron que la secundarían y pondrían en marcha algunas acciones: pintaron una lona a favor de la protesta que colocaron en la fachada del edificio que ocupan en el barrio del Poblenou, cerraron su web y la redirigieron a la página de la huelga, incluyeron en sus mails automáticos de fuera de o cina los motivos de por qué era necesaria esta acción y crearon una colección de stickers huelguistas muy guays para que la gente los pudiera utilizar en Instagram. Pero todo esto no les pareció suficiente, así que pensaron que todavía podían hacer algo más. Sabían comunicar y tenían influencia en las acciones de empresas y organizaciones con potencial de impactar muy positivamente en el medioambiente. ¿Por qué no utilizarla para fomentar la sostenibilidad?

«Un viernes decidimos enviar un correo electrónico contando esto a unos 40 o 50 contactos del sector para ver si querían sumarse a la iniciativa», cuenta Marc Lite, Fundador y Chief Strategy Director de Firma. «La respuesta fue abrumadora, y el lunes ya éramos una organización viva y con un propósito». Creatives for the Future acababa de nacer. El movimiento resume su programa en tres iniciativas principales.

La primera se dirige hacia ellos mismos: hay que dar ejemplo y, por lo tanto, es vital transformar las agencias desde dentro con o cinas zero waste, certificaciones B Corp o Climate Neutral o el uso de recursos y proveedores sostenibles, por ejemplo. Cada uno de los miembros tiene que plantearse al entrar un objetivo de sostenibilidad y dedicar como mínimo el 1% de su trabajo a cumplirlo. Una vez completadas, estas acciones son documentadas y pasan a integrarse en un pool de recursos al que pueden acceder todos los agentes creativos de la comunidad, algo que les ayuda a inspirarse para migrar hacia políticas más conscientes.

La segunda acción consiste en tratar de concienciar a las empresas y agentes con los que trabajan y que se encuentran en su área de influencia. Dicho de otra forma, transformar desde la creatividad la forma de pensar de las empresas con las que trabajan. «Esto implica hablar de ello», indica Lite. «Que tu objetivo de sostenibilidad aparezca en tus credenciales, en tus presentaciones, en tu LinkedIn, en tus propuestas».

El último de los objetivos de Creatives for the Future es hacer sexy la sostenibilidad y cambiar la forma en la que se ha comunicado en el pasado. «Para este trabajo, contamos con lo que mejor sabemos hacer: nuestra creatividad y la capacidad que tenemos para convencer», afirma Lite.

Para alcanzar esa meta, en el colectivo tienen como inspiración a marcas como Patagonia, que bajo el impulso de su fundador, Yvon Chouinard, y gracias a sus campañas, han conseguido cambios reales en la política de Estados Unidos. «Las marcas pueden ser motor del cambio, romper tabúes, impulsar la economía circular, como Nike al crear ropa y zapatillas fabricadas a partir de residuos plásticos; informar sobre la necesidad de un cambio energético, como hace Holaluz; provocar a la industria cárnica en aras de un cambio de hábitos, como hace Heura… Estas acciones quizá no solucionen definitivamente los problemas, pero contribuyen a reducirlos, a visibilizarlos y también a que otras empresas dentro de sus sectores repliquen ese tipo de avances», señala Marc Lite.

La suma de inspiración cristalizó, además, en proyectos paralelos como @colectivohagamos o @yaeshaceralgo, puestos en marcha por miembros de Creatives for the Future, que plantean nuevas formas de tratar temas de sostenibilidad en las redes sociales para promover la conciencia colectiva sin renunciar al diseño ni a la información rigurosa. Ambos perfiles sirven como ejemplos de activismo creativo digital para concienciar a los usuarios de la necesidad de sumarse a la causa climática y, al mismo tiempo, ayudarles a implementar pequeños cambios en su vida cotidiana con los que aspirar a una vida más consciente.

«Hoy ya somos casi 400 profesionales entre los que pueden encontrarse creativos publicitarios, diseñadores, estrategas, consultores, expertos digitales, copywriters, ilustradores, agencias digitales, de publicidad, de branding… En definitiva, personas que tienen ganas de trabajar, de marcar la diferencia y de impulsar a su propia organización y a otras hacia un cambio», concluye.

CREATIVES FOR THE FUTURE

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Igluu, con su consentimiento, tratará sus datos para enviarle la newsletter. Para el envío se utiliza MailChimp, ubicado fuera de la UE pero acogido en US EU Privacy Shield. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o limitación, entre otros, según indicamos en nuestra Política de privacidad.