desperdicio alimentario

Trucos y aplicaciones para no dejarte nada en el plato (ni en la basura)

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Probablemente tus abuelos y padres te hayan dicho alguna vez –cuando eras pequeño o no tan pequeño– eso de que hay que terminarse lo que se sirve en el plato porque si no se va a la basura. También te recordarían lo afortunado que eres por tener ante ti un plato de comida, aunque fuera una que no te gustaba, porque es algo que tristemente sigue siendo un lujo para millones de personas en el planeta. Además de tener razón, hoy también conocemos la huella medioambiental que deja toda la comida que tiramos: el desperdicio alimentario es el responsable directo del 10% de las emisiones que cada años enviamos a la atmósfera.

Hay muchas maneras de decirlo, pero la realidad es que mientras uno de cada diez habitantes del planeta sufre desnutrición, la otra cara tira a la basura 1.300 millones de toneladas de alimentos. Además de las razones de pura justicia social para intentar darle la vuelta a la cifra, hay otras de cariz más económico: cada español tira a la basura unos 250 euros en forma de comida que muchas veces ni siquiera ha salido de su envase.

Además de poner en práctica esas advertencias de abuela para acabártelo todo,  hoy en la lucha contra el desperdicio alimentario hemos encontrado un valioso aliado en la tecnología. En nuestro teléfono tenemos una enorme herramienta para intentar frenarlo en nuestra vida cotidiana, con infinidad de aplicaciones para reducirlo al comprar o al cocinar.

Por ejemplo, para los usuarios de iOS, está disponible Caducómetro, una aplicación para controlar las fechas de caducidad y consumo preferente de lo que tenemos en la nevera y organizar nuestra lista de la compra. Otras como Olio sirven para poner en contacto con vecinos y redes cercanas para darles la comida que no te da tiempo a terminar antes de irte de viaje, por ejemplo. Y luego To good to go, quizá la más conocida, te permite ahorrar un buen puñado de euros comprando comida en supermercados o tiendas para evitar su desperdicio.

Si quieres conocer más aplicaciones o life hacks que te ayudarán a reducir tu desperdicio alimentario, tienes unas cuantas muy interesante en este reportaje de Enrique Alpañés en Yorokobu.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Igluu, con su consentimiento, tratará sus datos para enviarle la newsletter. Para el envío se utiliza MailChimp, ubicado fuera de la UE pero acogido en US EU Privacy Shield. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o limitación, entre otros, según indicamos en nuestra Política de privacidad.